Blogia
Alicante CF, Decano de la ciudad

"POR FIN"

"POR FIN"

Así lo titulaba un diario alicantino: "por fin". El Decano ha vuelto. La Segunda División española ha abierto las puertas de nuevo al Alicante CF, tras medio siglo de ausencia y un sinfín de dificultades y penurias. El club de fútbol Decano de la ciudad vivía sumido en una gran depresión, en parte por sus deméritos y en la mayoría de ocasiones por los empujones hacia el hoyo que le brindaron algunos supuestamente hermanos y también quienes deberían velar por todos los alicantinos y no por unos cuantos.

Cincuenta años de travesía dura, no por faltar a la cita de la división de plata, sino por las dificultades surgidas, endulzadas por un renacer de facto que ocurrió en 1997. En aquellos momentos el Alicante se encontraba agotado, firmando deportivamente la peor campaña de su historia, con deudas que parecen irrisorias pero que para un enfermo en estado muy delicado suponían una inyección letal. Y con el respaldo social prácticamente perdido. Pero el poso del Alicante debía ser demasiado fuerte como para caer fulminado de un plumazo. Y en el camino se encontró con una persona que dio un giro de 180º a la descendente dinámica del Decano. Antonio Solana apareció, de la mano de Basilio Patiño, y el Alicante despertó de su letargo. En nueve temporadas de gestión el Alicante pasó del quinto escalafón futbolístico, Regional Preferente, al tercero. No al segundo por escasos minutos de aquel partido fatídico de 2006 frente a la Ponferradina. De 80 socios pasó a casi 4000 y la ilusión del cero al infinito.

Fue aquel partido el que supuso el "hasta luego" de Solana y su equipo. Muchos temían por la vuelta del Alicante a los oscuros tiempos no tan pasados en los que su existencia corría peligro, o por lo menos el final de ese momento dulce entre tantas décadas de amargura. Emergió Juan Antonio Iniesta, apadrinado por Solana, y el Alicante, por fin, recuperó la Segunda División, en Ponferrada, ante el equipo que le arrebató el caramelo en el último instante. Ha sido en este 2008 cuando la nave capitaneada por Iniesta ha logrado el tercer ascenso a Segunda de la entidad azul y blanca, como la bandera de la ciudad. No sin dificultades, trabas y una espada de Damocles que apuntaba al adiós de Iniesta de no lograrse el ansiado ascenso. Afortunadamente, como en la llegada de Solana, el premio llegó sobre la campana y ahora toca disfrutarlo.

Esperemos que nos dejen saborear este instante tan apetitoso, porque si algo ha caracterizado al Alicante es el sufrimiento por no verse desplazado, privado de sus derechos o simplemente porque le dejen existir en paz. Apoyar al Alicante se ha convertido en una dura prueba de tesón y cariño hacia un equipo, especialmente desde 2001. Aunque tirando del hilo, esto ya lo sufrieron los aficionados del Alicante en cada época de la historia. En este blog se podrán leer batallas de nuestro club, el Alicante, pasajes históricos que seguramente no concuerden con lo aprendido a fuego, opiniones sobre la actualidad... Esto es sólo un propósito, pero firme.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres